Cocinas: las nuevas protagonistas del hogar

Fecha de publicación :

De ser un lugar donde solo se preparaban los alimentos, las cocinas han pasado a ocupar un lugar muy relevante dentro del hogar, convirtiéndose un espacio de reunión de muchas familias y amigos. Esto ha hecho que hoy nos encontremos con diferentes tipos de cocina dependiendo de las necesidades que buscan los clientes.

A continuación, te contamos más sobre los distintos tipos de cocina, cuáles son sus diferencias, ventajas y desventajas.

Cocinas cerradas

Este tipo de cocina es la más tradicional. Tienen su propio ambiente y puerta por lo que se encuentran separadas de los otros espacios del hogar. En general son las preferidas por las familias de 3 o más integrantes pues permite que no se mezclen los espacios y el resto de la casa no termine con olores después de cocinar.

Dependiendo del tamaño de tu departamento o casa, puedes o no tener un comedor de diario dentro de la cocina, usado frecuentemente comidas más informales que permiten acompañar a la persona que está cocinando.

Dentro de este tipo de cocinas, se dan generalmente 3 tipos de distribución:

Cocinas lineales:

Los muebles se encuentran solo a un lado de la cocina, dejando todos los artefactos y muebles (abiertos y cerrados) a este lado. Estas se suelen encontrar en departamentos más pequeños y son útiles para familias poco numerosas o para parejas.

Cocinas paralelas:

Los muebles se enfrentan, dejando un pasillo por donde transitar. Es muy importante que este pasillo mida más de 1,2 metros de ancho para que sea cómodo. Parte del mueble podría ser un mesón donde sentarse y/o cocinar cómodamente. Si el espacio es amplio, al fondo de este tipo de cocina puede también ubicarse una mesa pequeña o comedor de diario.

Cocina Angular:

Para este tipo de cocina se necesita un espacio más amplio, cuadrado o rectangular. Suelen ser las favoritas de familias numerosas, pues pueden incluso permitir un espacio “isla” donde está muy de moda poner un pequeño comedor o los quemadores para cocinar.

Cocinas Abiertas o Americanas:

Este tipo de cocinas se caracterizan por no estar delimitadas. Es una cocina muy de moda hoy en día pues permite la sensación de ambientes más amplios e inclusivos. La cocina americana se unifica armoniosamente con el living y el comedor, generando un ambiente donde es fácil compartir con la familia y los amigos mientras cocinamos. Se recomienda que el suelo y las paredes sean del mismo color y material que predominan en la casa o departamento.

Para dar un toque elegante, se puede incluir una encimera de mármol o granito que servirá como mesa y al mismo tiempo cumplirá con la función decorativa de la estancia.

El uso de armarios sin tiradores es muy conveniente para este estilo, pues no existen elementos que indiquen que en el interior de estos muebles se almacenan los diferentes trastes y utensilios.

Las cocinas americanas también pueden ser de dos tipos: lineales o angulares. En ambos casos se suele poner el comedor cercano a ésta y el resto del espacio se deja para el living o sala de estar.

Tendencia en colores para tu cocina

Aunque las cocinas metálicas tipo industrial que proyectan mucho brillo se siguen utilizando actualmente, también es cierto que los acabados de madera natural y colores oscuros, sobre todo el negro, van ganando terreno en la preferencia de la gente.
Las cocinas con acabados en madera ofrecen esa conexión con la naturaleza. En cuanto a las de colores oscuros se distinguen por su elegancia.

Entonces… ¿Cuál es el mejor de los tipos de cocina para mí?

Va a depender de tu estilo de vida y de quienes vivirán en el departamento. Si vas a vivir solo o en pareja, un tipo de cocina americana puede ser una excelente alternativa pues los espacios son más inclusivos y agradables para poder, por ejemplo, ver televisión en el living mientras cocinas. Si vas a vivir con niños o tu familia es más numerosa, entonces puede ser que prefieras una cocina cerrada con un pequeño comedor de diario.